¿Por qué los ricos son ricos y tu no?

Hace 3 años nos contrataron para desarrollar un proyecto de formación online sobre Trading. En la reunión de lanzamiento, nos hablaron de algunos términos que en ese momento no tenían significado para nosotros, como “independencia financiera” (vivir de los ingresos que generan tus activos) y nos tocó aprender sobre trading (compraventa de divisas en este caso).

En esa primera reunión, nos hablaban del libro de referencia para muchos, “Padre rico, padre pobre” de Robert Kiyosaki. Para preparar la consultoría nos lo leímos. En este libro, el autor dice que los ricos y los pobres lo son porque hacen cosas distintas y que, en su toma de decisiones diaria, el rico tiende a aumentar la riqueza y el pobre a disminuirla.

Este es un pequeño resumen del libro.

Con esta entrada no proponemos las bondades de ser rico, sino cómo lograr que el dinero no nos genere quebraderos de cabeza cambiando algunos conceptos.

Para ello, lo primero que recomendamos es la lectura del libro con una visión crítica. No todo lo que dice te va a gustar, pero sí te hará reflexionar. Hablemos de algunas ideas que plantea.

La carrera de la rata

Cuanto más dinero ganas, más gastas y más necesidades de dinero te generas. Te endeudas para tener más y si un día tienes problemas de ingresos, te arruinas. Dicho de otro modo, cuanto más ganas, más problemas tienes.

Entonces, ¿las personas que acumulan riquezas no viven bien? Seguro, pero plantea que parte de lo que ganan lo reinvierten en activos, es decir, inversiones que generan ingresos. Y, en general, a lo largo de la vida se especializan en un tipo de inversión, ya sean acciones, inmobiliaria, arte… Cada vez saben más y lo hacen mejor y cada vez ganan más. 

Pongamos dos ejemplos distintos para comprenderlo

Tras la crisis de 2008, Amancio Ortega se dedicó a invertir sus ahorros en inmobiliaria. Compró en el momento más bajo y venderá en el momento más alto.

Este es un buen indicador: si compras bajo y vendes alto generas ingresos. Si es al revés, generas pérdidas. Saber en qué momento debes comprar, y tener el dinero para poder hacerlo, parece una clave.

Otro ejemplo distinto. Si pides un crédito para irte de vacaciones estará a un 8-10% de interés. Esto significa que el próximo año, para poderte ir de vacaciones, tendrás que ahorrar para el coste de las vacaciones y para devolver el coste de las vacaciones del año pasado más el 10%. Así, si tus vacaciones te cuestan, por ejemplo 3.000€, tendrás que conseguir un ahorro de 6.300€. 

Este el ejemplo más exagerado de la carrera de la rata.

Qué recomienda el libro

Haz crecer tus activos, es decir, aquello que te genera ingresos y reduce los pasivos, aquello que te genera gastos. Si compras una casa con una comunidad muy alta, todos los meses tienes muchos gastos, te venga bien o no.

Si montas una empresa, no te fijes en lo que vas a ganar, sino en crear un sistema que vaya a ser rentable y replicable. Un buen ejemplo es McDonalds. Una vez creada la idea, se replica en todo el mundo.

Fórmate y conoce el negocio en el que invertirás tus activos. Imagínate que tu profesión eres informático, o experto en logística. Sabes cómo optimizar sistemas informáticos o la gestión de flotas. Trabajas mucho, ahorras y quieres invertir. ¿En qué? ¿En bolsa, inmobiliaria, terrenos? Todo ello son profesiones, por lo que, si te mueves por intuiciones, o por consejos de un amigo, seguramente se reduzcan tus posibilidades de éxito. Por ello, para invertir con criterio, necesitarás formación.

Habla sobre dinero. En muchas familias hablar sobre dinero es tabú o de mala educación. Y por eso se hace mal uso de él. No sabemos si esta afirmación es cierta, pero reflexionar sobre un tema, y contrastar, implica tener pensamientos más elaborados. A priori tiene lógica.

No trabajes para el banco y para el estado. El libro dice que al recibir la nómina, los primeros que cobran son el estado (con los impuestos) y el banco (con los créditos). Propone bajar ambos. El tratamiento del libro sobre el tema de los impuestos roza lo inmoral, pero tiene una frase muy interesante.

“Cuando se suben los impuestos solo afecta a los pobres. Los ricos pagamos mucho dinero a asesores, cuya misión es que paguemos la menor cantidad de impuestos.”

¿Qué recomienda Emprendimiento Vital?

No nos planteamos que sea necesario ser rico para llevar una buena vida, pero para poder hacer cambios vitales el dinero es un facilitador, por lo que es algo a tener en cuenta. Cambiar de profesión, cambiar de forma de vida o mejorar la salud, pueden implicar utilizar recursos económicos. Por otro lado, saber manejar tus finanzas te permitirá emprender cambios con más facilidad. Presentamos algunos consejos básicos para generar tu patrimonio.

Ahorra

Para poder tomar decisiones libres, necesitas tener ahorros que las permitan. Para ello, quítate los gastos superfluos, ten austeridad con lo no importante. En el confinamiento habrás visto algunos, seguro. La entrada ¿Qué es para ti el lujo te ayudará a saber que es para ti lujo y qué no lo es.

Nosotros no recomendamos ser un inversionista necesariamente. Al invertir,se asumen riesgos y para asumirlos debemos tener los conocimientos necesarios. Si no los tienes, no hagas caso al amiguete que tiene muchos consejos y poco dinero.

Elude los créditos siempre que puedas

Ten paciencia. En el ejemplo del crédito para vacaciones, parece razonable que en el segundo año esa familia no fuese de vacaciones o, en caso contrario, tendría un problema financiero. Con paciencia, la situación se revierte. Si es el primer año el que te quedas sin vacaciones y ahorras, el siguiente año podrás hacerlo y mejorar tu situación económica. Los créditos te llevarán rápidamente a la carrera de la rata.

Haz un cálculo. Cuando termines de pagar tu casa, calcula cuánto habrás pagado al banco y por cuánto dinero podrás venderla ¿Quién sale ganando?

Se anticíclico

Compra cuando los precios están bajos y ahorra (o vende) cuando están altos. La economía se mueve por ciclos alcistas y bajistas. Los expertos en un mercado, compran cuando está bajo y venden cuanto está alto. Los que siguen la moda, son los que pierden. Si muchos en tu entorno te recomiendan que compres acciones, una segunda vivienda o algo similar, ya es tarde. Si en la prensa se da mucha información, todavía más.

Esto nos ocurrió con la idea de montar una pequeña explotación de pistachos. Buscábamos en Castilla-La Mancha un pequeño terreno que nos sirviera como huerto solar y, mientras que se asentaba la legislación, plantar algo. La idea eran 1-2 hectáreas de terreno rústico cerca de un tendido eléctrico. Vimos en un documental la gran oportunidad del pistacho, que daba mucho margen. Hablando con un amigo, resulta que también había visto un reportaje y pensaba lo mismo. En ese momento, decidimos dejar la idea. No somos expertos y si nos llega la información es que en un breve periodo de tiempo ese es ya un mal negocio.

¡Ojo con los brotes verdes y los repuntes! Si se cae un mercado, los implicados siempre intentarán acolchar la caída y vender cuanto antes. Saldrán muchos expertos diciendo que está remontando, que es el momento de comprar. Tienen que intentar vender con menos pérdidas. La gran oportunidad es para ellos.

Indicador: Tiempo sin trabajar

Nosotros utilizamos dos indicadores para saber cómo está la economía personal y la libertad financiera para tomar decisiones.

  • Meses que puedo vivir sin ingresos.
  • Meses que puedo vivir sin ingresos contando con el paro.

Cuando montamos Ébolo, hicimos estos cálculos. Bueno, antes disminuimos nuestros gastos, reduciendo los no importantes y aumentamos los ahorros. Con este cálculo pudimos establecer si necesitábamos crédito para montar la empresa y el tiempo que teníamos para hacerla rentable.

La cuestión es que nuestro crecimiento inicial fue más lento que si hubieramos invertido a lo bestia en publicidad, contratación, oficinas costosas… pero también es cierto que en los inicios es en el momento en el que se comenten más fallos y que es un tiempo para aprender. No tener créditos, e ir poco a poco, ha generado una empresa más estable y que trabaja con calidad.

Los meses que puedo vivir cobrando el paro tienen que ver el tiempo que tengo para encontrar una solución laboral. Si tengo unos gastos elevados, el paro supondrá una pequeña aportación. En otros casos, cubrirá los gastos. Si quieres montar una empresa, te sirve para saber cuanto tiempo tienes para diseñarla antes de ponerla en activo y también como fuente de financiación, pues se puede utilizar para capitalizar la nueva empresa.

No se trata tanto de comprar cosas, sino de comprar tiempo.

La mayoría de las nuevas empresas mueren antes del primer año y fracasan por problemas de tesorería. Lo normal es que una empresa sea rentable a los 5 años. ¿Puedes montar una empresa que aguante financieramente hasta 5 años?

Disminuye los gastos fijos

Poco a poco, vamos generándonos ciertas falsas obligaciones que hacen que aumenten nuestros gastos y nos generan problemas. Si tienes 3 casas (la de la ciudad, la de fin de semana y la de la playa) y 4 coches, al final te pasas la vida pagando gastos fijos, no disfrutando de ninguno y asumiendo las responsabilidades de tenerlos. Y los gastos que generan, se producen los uses o no. ¿Qué ocurre si el lujo lo conviertes en variable? En vez de tener el apartamento en la playa, al que no por un motivo u otro acabas por no ir, te vas a un buen hotel a donde quieras y cuando quieras. 

Ejemplo del Gimnasio

Hace unos años estábamos apuntados a un gimnasio con spa, situado cerca de la oficina. El pago era mensual y la idea buenísima. Dejábamos la mochila en el coche y cualquier día podíamos ir: antes de empezar a trabajar, a la hora de la comida, después de comer, antes de volver a casa… La realidad es que no lo hacíamos y estábamos agobiados por no usarlo. Decidimos darnos de baja y pagar por cada día que los usásemos. Al final, gastabamos aproximadamente lo mismo, pero no teníamos la pesadumbre de “tirar el dinero”.

“Ten pocas cosas pero buenas”

Piensa a largo plazo

El dinero puede darte placer a corto plazo u ofrecerte seguridad y maniobrabilidad en el futuro. Tener un colchón te permite equivocarte o fallar. Vivir con el futuro protegido da mucha tranquilidad para el presente. Y la tranquilidad también tiene un valor.

Resumen

  1. Los ricos, para generar su riqueza, para mantenerla y/o aumentarla hacen cosas distintas a las que haces tú (algunos ilegales, pero de esos no hablamos).
  2. Tenemos una mala educación financiera, centrada en el pasivo y no en el activo.
  3. Sin ahorros, no hay libertad real en la toma de decisiones.
  4. Cometemos un error llamado “la carrera de la rata” que nos hace endeudarnos más cuanto más ganamos.
  5. Los créditos bancarios lastran tu economía. Por eso hay que reducirlos.
  6. Para invertir tienes que saber. Fórmate y aprende poco a poco, o haz inversiones muy seguras.
  7. Un director/a de sucursal bancaria no tiene acceso a la información de calidad en bolsa, tampoco tu amigo “El billetes”. Si el negocio aparece en la prensa es que ya no es un gran negocio. 
  8. Se anticíclico. Compra en época bajista. Para ello, tienes que no haberlo hecho en la época alcista.
  9. Reduce tus gastos fijos y convierte tus lujos en gastos variables.
  10. Vive con poco y bueno. Se podría definir como la teoría “antitodoacien”.

Deja un comentario