Propósitos de año nuevo

Me encanta este meme de redes sociales y más cómo va evolucionando cada año. Recoge como se van modificando los propósitos de año nuevo incumplidos.

Hay algunas fechas en las que nos hacemos buenos propósitos. Básicamente hay dos, principio de año y vuelva de vacaciones de verano. Las mismas fechas en las que los gimnasios hacen ofertas y salen los coleccionables.

¿Por qué?

Tras unos días en los que hemos podido reflexionar nos planteamos que hay que reconducir la vida. También puede influir que en vacaciones solemos hacer más excesos.

Es decir, si fuera sencillo, llevaríamos otra vida. 

¿Qué queremos cambiar?

Depende de cada uno, pero la lista del meme seguramente no está desencaminada. En general, se pueden dividir en tres grupos.

  • Salud y vida saludable como puede ser adelagazar, dejar de fumar, hacer más ejercicio, hacerme un chequeo… 
  • Trabajo. Trabajar menos, darle menos importancia, trabajar mejor, cambiar de trabajo o salir antes de la oficina, hacer algo entre el trabajo y acostarse… O formarme más para tener más oportunidades de ascender.
  • Personal. Temás de relaciones como ver más a los amigos y la familia, tener más sexo, ver menos la televisión y leer más, ir al cine que me encantaba, involucrarme en la comunidad.

Así podríamos seguir. Todo ello lo ponemos como objetivos o buenas intenciones.

¿Qué ocurre el 2 de enero?

Normalmente poco. En algunos casos nada. Se queda en la intención sin implicar acción.

En otros casos, se inician los cambios que se suben a las redes sociales pero al poco tiempo se deja.

Hay otro grupo que consigue generar cambios pero menores que los esperados y unos pocos que los llevan a la práctica y los convierten en hábitos.

¿Por qué es tan difícil?

En general, intentaremos generar nuevos hábitos. Los hábitos son maravillosos porque nos ayudan a realizar actividades sin que nos demos cuenta. El problema es que generarlos requiere esfuerzo y modificarlos también. Han llegado para quedarse y hay que quitarlos a empujones. Es decir, ya sabes que necesitarás constancia al principio.

Pero muchas veces el plan no es muy bueno. Pongamos el ejemplo de aumentar la actividad física. 

  • Objetivos muy exigentes. Voy a ir al gimnasio 5 días a la semana. Es un objetivo claro, pero es poco probable que lo consigas. Además, las agujetas de los primeros días harán de freno para conseguirlo.
  • Objetivos difusos. Hacer deporte. No te permite saber si vas bien o mal.
  • Una vez fallas, tirar la toalla. Ya no fui el martes al gimnasio. Pues ya la he pifiado y lo dejo. Algo exagerado pero no tanto. Recuerda, constancia.
  • No Intégrado en tu vida. Muy bien voy al gimnasio pero ¿Cuándo? Nuestro tiempo suele estar muy optimizado, meter nuevas actividades normalmente requerirá sacar otras o sino no cabe.
  • Poco apoyo de tu entorno. Si uno hace un esfuerzo pero los demás no te apoyan o te lo echan en cara, es un freno. Necesitas que tu entorno sea tu aliado.
  • Paradigma erroneo. Se nota mucho en las dietas. Hay de todo tipo de dietas que hacen que uno suba y baje peso continuamente. ¿Por qué? Nos han enseñado a que una buena alimentación tiene que seguir la pirámide. La realidad es que con la actividad física que hacemos ese modelo genera gordos. Cambiando el paradigma alimentación a 50% verduras 25% hidratos y 25% proteinas el esfuerzo es mucho menor.

Por supuesto hay más, pero como muestra de causas puede darnos pistas.

Consejos para conseguir tus buenas intenciones

Las metas u objetivos a conseguir deben ser asequibles, más fáciles al principio, con premios asociados y bien definidos.

Pongo un ejemplo de mi actividad física. Tengo que hacer 5 planes de actividad a la semana. Por defecto voy a pilates 2 días por semana y los otros tres suelo caminar por el monte unos 40 minutos. Al menos debo completar 3 planes cada semana. Por lo general, esa actividad tiene cierta intensidad (acabo sudando) pero a ser posible no me genera agujetas. Suelo utilizar una  app para registrar las actividades. En mi caso, caminar lo suelo hacer solo porque he buscado un hueco a las 8:30 de la mañana.

Hay veces que al principio somos desmasiado ambiciosos en los objetivos y no resulta muy difícil conseguirlos. Una opción es el sobreesfuerzo pero otra es simplificarlos o hacerlos menos ambiciosos para tener mayor seguridad de conseguirlos. Es lo que hacen en el meme.

Puesto que lo importante es conseguir el hábito, no te autoexijas demasiado al principio. Necesitas 2-3 meses para que te lo pida el cuerpo. Ya mejorarás, no hagas del cambio de hábito una competición.

Cambia planes si es necesario. Ya sea hacer ejercicio, estudiar o cualquier otro propósito, necesitarás darle la importancia que se merece. O es importante o tu agenda lo engullirá.

Si consigues el objetivo, premio que te llevas y cuanto más físico mejor. A veces me voy a un spa, compro comida que me gusta, hago un plan que me apetece. Te lo mereces, demuéstratelo.

Muy típico de los que dejan de fumar o están a dieta. Ya que me he fumado un cigarrillo me fumo un paquete. No, te has fumado un cigarrillo, no es lo bueno pero no lo lleves al extremo. No pases de una situación mala a muy mala. Olvida los “yaques…”

Personas expertas, que saben lo que quieres y cómo hacerlo es una buena idea. Además, si se consigue una buena relación, cuando se hagan balances semanales o mensuales, harás todo lo posible por conseguirlo. Además, como son expertos harán que te resulte más fácil. No podemos saber de todo.

Lo importante es generar un buen hábito. Recuerda que el objetivo no es comer 2000 calorias o caminar 5 km o leerse 5 libros. El objetivo es generar un buen hábito alimenticio o de actividad física o de lectura.

Solemos utilizar malos indicadores. Cámbialo a llevo 3 meses comiendo bien o haciendo ejercicio o leyendo en lugar de engancharme a la tele.

Curiosidad sobre dietas

Uno quere bajar kilos, por ejemplo 5 kg. Error. 5 kg es fácil de bajar con diuréticos y unos días pasando hambre. Se cogen al mismo ritmo y no hemos ganado salud. 

Si cambias el indicador por % de grasa y te olvidas del peso seguro que será un indicador más saludable y más realista.

Por cierto 1 kg de grasa humana tiene unas 7000 calorías. 

3 comentarios

  1. diana_thoresen775

    La mayoria de los propositos de ano nuevo tenian que ver con cambiar habitos. Pero, tambien habia otro tipo de propositos que indirectamente tenian que ver con establecer nuevos habitos.

    1. Luis Valledor Ajenjo

      Tienes razón. Cambiar hábitos, crear unos nuevos o desaprender los que ya tenemos. Y por último, en algunos casos, realizar acciones concretas y puntuales que no volveremos a repetir. Seguro que nos dejamos alga opción.

    2. Luis Valledor Ajenjo

      Si, estoy de acuerdo. Incluso de eliminarlos. En otros casos no tiene que ver con los hábitos, sino con los deseos. Quiero hacer mi viaje deseado y nunca he hecho. Lo haces una vez y ya tienes cumplido tu buen deseo.

Deja un comentario